LECTURA DEL EVANGELIO

12 abril 2009

Doy un consejo a cualquiera que esté leyendo estas líneas: que lea el evangelio cada día un ratito. Sentirás que, con independencia del pasaje que hayas elegido al azar, extraes un mensaje personal dirigido a ti. Además perfilarás cada día mejor cómo es Dios, cómo es el Amor. Y te enamorarás más conforme lo vayas conociendo mejor.