EL SEXO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

17 abril 2009

Muchas conductas sexuales establecidas en el antiguo testamento están desautorizadas actualmente. Por ejemplo:

         El repudio de un marido a su esposa “porque no halle gracia a sus ojos” está autorizado en Deuteronomio 24, 1 pero Jesucristo lo desautorizó claramente (Mc 10)

         Deuteronomio 25, 5:”Si unos hermanos viven juntos y uno de ellos muere sin tener hijos, la mujer del difunto no se casará fuera con un hombre de familia extraña. Su cuñado se llegará a ella, ejercerá su levirato tomándola por esposa…”. Cuando a Jesucristo le plantean una situación relacionada con esto (en Lc 20, 28) podría haberle quitado validez a ese mandato, pero no lo hace, con lo que puede entenderse que prefiere hablar de otros asuntos más importantes. De todas maneras, la iglesia católica actualmente lo da por anulado. (Conclusiones: primero, que los cristianos no sigamos al pie de la letra el antiguo testamento, y segundo, que aprendamos de Jesucristo porque en sus enseñanzas intenta centrarse siempre en lo realmente importante).

         Levítico 18, 19: “No te acercarás a una mujer durante la impureza menstrual, para descubrir su desnudez”. En Levítico 20, 18 llega incluso a legislarse cuál es la condena: “El que se acueste con mujer durante el tiempo de la regla descubriendo la desnudez de ella, ha puesto al desnudo la fuente de su flujo y ella también ha descubierto la fuente de su sangre. Ambos serán exterminados de entre su pueblo.”

De los tres ejemplos citados llego a la conclusión que es del evangelio (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) de donde debo aprender cuál es la postura correcta respecto al sexo.